miércoles, 15 de abril de 2015

CCOO critica la prueba diagnóstica de 3º de Primaria porque "pervertirá el concepto de calidad educativa"

  • El sindicato opina que solo servirá como ensayo de la prueba de reválida de 6º de Primaria
La Federación de Enseñanza de CCOO de Cantabria ha criticado la prueba diagnóstica de 3º de Primaria que se celebrará en todo el país el 5 de mayo porque "solo servirá para ordenar a los centros por las puntuaciones obtenidas, pervirtiendo el concepto de calidad educativa y sin solucionar los verdaderos problemas del sistema educativo".
El secretario general de la Federación de Enseñanza, Javier Ramírez, ha denunciado que este proceso servirá “para medir pero no para evaluar” ya que es un método que no permite diagnosticar cómo se pueden mejorar los procesos de aprendizaje, “por lo que solo provocaría abundar en la publicidad de unas características que podrían estigmatizar todavía más a los centros”.

Ha destacado que, según el borrador del Ministerio de Educación, este cuestionario es homogéneo para todo el país, “sin tener en cuenta la diversidad de niveles y ritmos de aprendizaje”, unos conceptos básicos en la educación “para lograr el progreso de una parte importante del alumnado”.

Ramírez ha aclarado que, aunque se incorporan los cuestionarios de contexto a los centros docentes para obtener información sobre las condiciones socioeconómicas y culturales de los centros, “no se regula cómo debería impactar o influir esa contextualización en el desarrollo de los resultados obtenidos”.

Para el secretario general de Enseñanza, esta prueba, a la que deberán someterse unos 5.300 alumnos cántabros escolarizados en 250 grupos, “tiene como objetivo profundizar en las características de la LOMCE y servir como ensayo general para la prueba de reválida para los alumnos de 6º de Primaria que se celebrará el próximo curso”.

El portavoz de CCOO también ha denunciado la “exagerada cantidad de preguntas” de esta prueba puesto que el examen consiste en contestar un test de 350 preguntas multirespuesta de cuatro opciones, más del doble de preguntas que la mayoría de exámenes de oposición a cualquier cuerpo o escala.

Ramírez ha señalado que este tipo de pruebas, como todas las medidas de la LOMCE, “van en sentido contrario” a las que se están implementando en otros países europeos con mejor calidad educativa, y ha puesto como ejemplo Finlandia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario